bacopa

Bacopa

Según la visión hindú, el cerebro es el centro de la actividad creativa. Por ello, los indios dan a los remedios que tratan los trastornos mentales el nombre de brahmi, que proviene de Brahma, el mítico creador del panteón hindú. Por ello, la bacopa suele llamarse brahmi.

En la India actual, la medicina ayurvédica coexiste con la medicina occidental moderna y los médicos incorporan muchos remedios tradicionales a su práctica médica. Por ejemplo, la bacopa está reconocida por las autoridades médicas como un tratamiento válido para la epilepsia, así como para ciertas disfunciones mentales e intelectuales.

Tradicionalmente, las hojas y los tallos se exprimían para obtener zumo o se secaban y se molían para hacer polvo. Estas materias primas se utilizaban para elaborar jarabes, decocciones, bebidas o cremas. Estas preparaciones estaban muy endulzadas para enmascarar el sabor amargo de la bacopa. Hoy en día, se producen extractos con un contenido normalizado del 20% o del 55% de bacósidos A y B, las sustancias activas de la planta.

Investigación

 

Eficacia incierta Memoria y funciones cognitivas. Los resultados de cuatro estudios clínicos publicados sólo en la India indican que la bacopa puede mejorar la cognición y la memoria en escolares sanos, personas con disfunción intelectual1 y niños con trastorno por déficit de atención e hiperactividad (extracto estandarizado con un 20% de bacósidos). En uno de estos estudios, la bacopa (200 mg) formaba parte de un preparado tradicional que contenía otras cinco hierbas, por lo que no es posible determinar su efecto específico en el estudio.

Los extractos estandarizados de bacopa que contienen al menos un 50% de bacósidos (300 mg diarios durante 8-12 semanas) también tuvieron efectos positivos sobre la memoria a corto plazo en adultos sanos. En ocasiones se observó una disminución del nivel de ansiedad de los participantes, pero estos resultados no son unánimes. Hay que tener en cuenta que todos estos estudios se realizaron con un número reducido de personas y que las pruebas de evaluación variaron de un laboratorio a otro. Esto puede explicar la discrepancia en los resultados y su interpretación.

Otros estudios clínicos realizados durante períodos de cuatro semanas o un día no encontraron ningún efecto sobre la memoria u otras funciones cognitivas. Estas observaciones sugieren que la bacopa sólo puede funcionar tras varias semanas de tratamiento.

Eficacia incierta Síndrome del intestino irritable. En un estudio realizado con pacientes que padecían el síndrome del intestino irritable, se compararon los efectos de un preparado ayurvédico que contenía bacopa y manzana de Bengala (Aegle marmelos correa) con los del tratamiento convencional (bromuro de clidinio, clordiazepóxido y psilio) y un placebo. Los resultados mostraron que el remedio ayurvédico era más eficaz que el placebo, pero menos eficaz que el tratamiento convencional. Dado que tanto la manzana de Bengala como el psilio tienen propiedades antidiarreicas, es difícil determinar qué efecto específico tuvo la bacopa en este estudio. Además, el seguimiento a largo plazo de los pacientes reveló que el preparado ayurvédico y el tratamiento convencional no fueron más eficaces que el placebo para reducir el número de recaídas.

Precauciones

  • Contraindicaciones:Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Efectos indeseables: Ocasionalmente: náuseas, sequedad de boca, fatiga.
  • Interacciones: Con plantas o suplementos ninguno conocido.
  • Con medicamentos: En teoría, la bacopa podría mejorar los efectos de la fenotiazina (un neuroléptico).
Ir arriba